Tema: ¿Amas a Jesús sobre todas las cosas? Parte 2

Mientras conversaba con mi hija acerca del articulo anterior, ella con su voz suave y dulce me dijo que amaba a Dios sobre todas las cosas. Yo estaba lleno de alegría por su firme declaración. Aprovechando el momento le pregunté: Sí Dios te dice que regales todos tus juguetes y los des a los que no tienen, ¿qué harías? Para mi sorpresa, ella me contestó que los entregaría. Además, con una carita triste me dijo que no iba a querer entrar más a su cuarto porque le daría tristeza, pero que aun así entregaría sus juguetes por amor a Dios. 

Mi hija en ese momento me estaba dando una lección de por qué debemos ser como niños para entrar al reino de Dios. Los niños no siempre quieren hacer la voluntad de sus padres, pero obedecen porque saben que sus padres los aman, saben qué es lo mejor para ellos y pueden castigarlos si no obedecen sus instrucciones. A veces, nosotros los adultos no estamos acostumbrados a pensar en Dios como nuestro padre y se nos olvida obedecerlo como hijos, aun cuando no queremos hacerlo. 

Me gustaría que hagas este ejercicio:

Contesta estas preguntas:

  • Si Dios te dice que dejes tu trabajo: ¿lo dejas?
    • Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. (Mateo 4:19)
  • Si Dios te dice que la persona que amas o deseas no es para ti, ¿la dejas?
    • Porque los labios de la mujer extraña destilan miel,
      Y su paladar es más blando que el aceite; Mas su fin es amargo como el ajenjo, Agudo como espada de dos filos. Sus pies descienden a la muerte; Sus pasos conducen al Seol. Sus caminos son inestables; no los conocerás, Si no considerares el camino de vida. Ahora pues, hijos, oídme, Y no os apartéis de las razones de mi boca. Aleja de ella tu camino, Y no te acerques a la puerta de su casa (Proverbios 5: 3-8)
  • Si Dios te dice que dejes de comer carne o pan, aun cuando no es pecado: ¿la dejarías?
    • Pero el ángel del Señor se le apareció a ella y le dijo: «Eres estéril y no tienes hijos, pero vas a concebir y tendrás un hijo. Cuídate de no beber vino ni ninguna otra bebida fuerte, ni tampoco comas nada impuro, porque concebirás y darás a luz un hijo. No pasará la navaja sobre su cabeza, porque el niño va a ser nazareo, consagrado a Dios desde antes de nacer. (Jueces 13:3-5)
    • El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
  • Si Dios te dice que a ti en lo particular no te conviene beber vino: ¿lo dejarías?
    • Tu hijo va a ser muy importante ante Dios. No tomará vino ni cerveza, y el Espíritu Santo estará con él desde antes de que nazca.Este niño hará que muchos en Israel dejen de hacer lo malo y obedezcan a Dios. (Lucas 1:15-16)
  • Si Dios te dice a ti, mujer, que hagas el amor con tu esposo las veces que te lo pida para que no caiga en tentación: ¿Lo harías?
    • Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor. Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y Salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo. Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo. (Efesios 5:22-24)
  • Si Dios te dice a ti, hombre, que ames a tu esposa, no le seas infiel y no la dejes porque no te hace el amor: ¿le obedecerías?
    • Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, (Efesios 5:25) Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. (Efesios 5:28)
  • Si Dios te dice que dones todas tus posesiones, incluyendo tu dinero y vivas en una cabaña y dependas totalmente de Él: ¿lo harías?
    • Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. (Marcos 10:21)

Quizás piensas que exagero, pero Dios te puede pedir estas cosas a ti y debes preguntarte si le obedecerías. Tal vez, ya te las está pidiendo y no quieres obedecerle, porque no lo ves como tu Padre y Señor. Hermanos, en cosas más sencillas le estamos fallando a nuestro Dios. Por ejemplo:

¿Cuándo fue la última vez que hablaste con Jesús o hablaste de Jesús, de Dios o del Espíritu Santo con alguien? 

En mi propia experiencia, puedo decir que he hablado con personas sin hogar, amigos en necesidad, he orado todos los días y leído su palabra. También puedo confesar que he pasado una semana con familiares, exceptuando a mi abuela, mi esposa e hija, y no hemos hablado de Jesús ni un minuto. Nuestras conversaciones se han tornado en los problemas políticos, médicos, sociales y en nuestros deseos no resueltos o logros alcanzados. Hace mucho se ha perdido el reunirnos como familia, cantar y adorar a Dios. Quizás pensamos que como ya somos salvos no tenemos que hacerlo, pero yo me pregunto: ¿Estaremos realmente poniendo primero a Dios que a nosotros mismos y nuestros familiares? ¿Solo tenemos que ir a la iglesia o escuchar un mensaje por internet y ya cumplimos como cristianos?

Lamentablemente creo que no y muchos tendremos que dar cuentas a Dios por eso, porque si no hablamos con Él y no hablamos de Él, pues entonces: ¿cómo lo estamos amando? ¿Cómo lo estamos adorando? ¿Cómo lo estamos conociendo?

Si estamos inmersos en: ¿a dónde queremos ir a comer? ¿Qué me gustaría hacer hoy? ¿Con quién me voy a casar? ¿Cuánto dinero quiero ganar? ¿Qué quiero hacer antes de morir? Es más que claro que en esos planes estás tú, y lo entiendo, pero ¿dónde está Jesús? ¿Lo estás incluyendo?

En ocasiones estamos (o el enemigo nos tiene) tan obsesionados pensando qué es lo correcto para mí dentro del mundo físico y profesional, que se nos olvida preguntarnos: ¿Qué es lo que Dios quiere que haga hoy? ¿Qué es lo que Dios quiere que coma hoy? ¿Qué es lo que Dios quiere hacer hoy y qué me quiere decir hoy? ¿Qué Dios quiere que haga en mi vida de pareja? ¿Dónde Dios quiere que trabaje? En otras palabras, se nos olvida preocuparnos por lo que es correcto para el Espíritu Santo.

Por lo tanto, son muchos los que dicen amar a Dios, pero en realidad se aman más a sí mismos. Aman a Dios, pero satisfacen más sus deseos que hacer realidad los deseos de Dios. Hay personas brillantes, muy inteligentes, pero su propia inteligencia no les permite creer o realizar los deseos de Dios para sus vidas. (Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Proverbios 3:5)   Y hermanos, sinceramente es ahí donde muchos están hoy. Y por eso Jesús te pregunta hoy como le preguntó a Pedro: ¿Me amas? Básicamente, Jesús te está preguntando:

¿Estás dispuesto a morir por mí?

¿Estás dispuesto a hacer lo que yo quiero que hagas?

Cuando Jesús habla de morir, está diciendo que mueras tú para que Él pueda vivir en ti y tú puedas vivir junto a Él. 

En San Juan 5:24 RVR1960 Jesús dice:

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

O sea que, si oyes y crees en Dios, pero no sigues la voz de Dios, entonces sigues muerto y vendrá condenación. Por otro lado, si oyes y crees a Dios y sigues la voz de Jesús no vendrá condenación, porque pasarás de muerte a vida.

Por eso es vital que busques a Jesús mientras pueda ser hallado. Hoy tienes la oportunidad de buscarle. Yo sé que Él ya te encontró y está tocando tu puerta, pero está esperando que le abras y le dejes entrar. He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. (Apocalipsis 3:20)

Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra. (Juan 4:34) Te pregunto: ¿harás la voluntad de Dios en vez de la tuya? ¿Amarás a Dios sobre todas las cosas? Te toca a ti contestarle a Jesús. 

Con mucho amor,

A. Lamboy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: