Tema: Porque me lo pides.

“Al terminar de hablar, dijo a Simón: «Sal a la parte más profunda y echen sus redes para pescar». Simón le contestó: «Maestro, hemos estado trabajando toda la noche y no hemos pescado nada, pero porque Tú lo pides, echaré las redes».”
‭‭Lucas‬ ‭5:4-5‬ ‭NBLA‬‬

Al comenzar este capítulo vemos a Jesús compartiendo la palabra y de lejos ve dos barcas en la orilla lavando las redes. Jesus continúa enseñando desde la barca de Simón y al terminar le pide que salga otra vez a pescar. Eso es un resumen de lo que acontece antes del versículo 4.

En verdad me impactó mucho lo que hay detrás del pedido y la respuesta entre Jesús y Simón. Me impacta mucho la respuesta de Simón, le dice a Jesús que ya estuvieron en el mar toda la noche y no pescamos nada. Me detengo ahí para enfatizar que Simón era pescador de profesión o sea que el sabía de lo que estaba hablando. Que en su experiencia no valía la pena volver al mar. La segunda parte de su respuesta es la clave, le dice a Jesús que porque él se lo pidió, lo iba a hacer.

Que enseñanza de obediencia tan grande en un pedido sencillo, porque Jesús no le pidió algo grande ni complicado, pero si le pidió actuar en contra de sus conocimiento y experiencia. Muchas veces dejamos que nuestro conocimiento vaya por encima de escuchar a Jesús. A veces también funcionamos tan automáticos que por experiencia pasadas a lo mejor el Señor nos quiere dirigir a otra cosa y no lo seguimos por usar nuestro conocimiento para analizar y decidir. La respuesta de Simon fue de aunque yo sé mi trabajo y que no va dar fruto, pero por tú pedírmelo lo voy a hacer.

Que poderoso ejemplo para tantas áreas de nuestra vida. Cuantos ministerios o llamados dejamos pasar porque conocemos nuestras debilidades, y no le decimos como Simón, yo entiendo que yo no puedo hacer eso, pero si tú me lo estád pidiendo, lo haré. Se trata de dejar a un lado nuestro entender y llevarlos cautivos a la obediencia a Cristo. Hay muchos ejemplos de ir a lugares en obediencia en la biblia, pero esta me impactó, porque se trata de algo donde Simón tenía todo el conocimiento para saber que no habían peces y sin saber que haría Jesús, se lanzó al mar. Era fácil volver al mar si sabía que Jesús haría que se llenara de peces, pero no fue así, Simon actuó en pura obediencia y respeto hacia Jesús.

Hacer la voluntad de Dios es algo que podemos hacer cuando llevamos una vida de oración donde reconocemos sus voz y cuando nos está pidiendo algo. Es importante tener una vida de oración y saber escuchar la voz de Dios y reconocer a donde te llama. Esto es algo que no se puede tomar ligero.

Simón fue sorprendido con las redes llenas. Debemos dejar de buscar la seguridad que trae el yo saber de algo y usar mis propios análisis de lo que podría pasar a decir Señor si me lo pides por más inseguro que me siento, lo haré.

¡Dios les bendiga!
Luis

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: