Tema: ¿Quién es nuestro Padre?

Lucas capítulo 11, versículos del 1 al 13.  Este es un día especial, porque nuestro Dios nos lo regaló. Sí, nuestro Padre, quien nos da todo lo que necesitamos, nos ha dado el regalo de la vida. Esta semana, mientras leía la Biblia reflexioné acerca de la oración que nos enseñó Jesús, en la cual habla de un Padre que está en los cielos, al cual debemos respetar, esperar y reconocer como nuestro proveedor y cuidador. Es a Él a quien debemos agradecerle cada mañana por la vida y pedirle el alimento que llene nuestro físico y nuestra alma.  A ese Padre debemos pedirle perdón cuando hemos fallado a sus instrucciones. Es por su amor, misericordia y perdón que nosotros somos perdonados. Por lo tanto, también nosotros debemos amar y perdonar a quienes hacen mal, afectándonos directa o indirectamente.  Ese Padre que nos enseña y nos hace discernir entre lo que es bueno y lo que es malo para nuestra vida. Ese Padre que siempre, aun haciendo lo que nos enseñó que no era bueno para nosotros, nos levanta de la mano y nos hace libres. Jesús nos habló de un Padre que es perfecto, nunca falla y siempre nos amará.  ¡Qué hermoso es saber que ese Padre nos amó tanto que entregó a su único hijo por amor a nosotros! ¡Qué maravilloso cuando podemos confiar, porque tenemos un Padre que no tiene límites! Tenemos un Padre que trabaja a nuestro favor en todo momento.  Más adelante, en el versículo 5 del capítulo al que hago referencia el día de hoy, me encanta la forma en que Jesús explica con una historia la manera en que Dios opera para nuestra bendición. Él explica que podemos lograr obtener una dádiva de Dios y que aun cuando Dios no está dispuesto de primera mano a darte lo que pides, a la larga lo puedes obtener siendo perseverante.  La parte que me parece importante es que esto funciona cuando le hablas al Padre o cuando le hablas a un amigo. Lo que significa que debes de tener confianza y conocer a tu padre y a tu amigo para poder pedirle. Y esta es la parte en dónde debemos poner mayor atención. ¡Hay que conocer a Dios, confiar en Él y ser perseverantes! Espero que con nuestras acciones podamos agradar a Dios, quien es nuestro Padre todos los días de nuestra existencia. ¡Que Dios les bendiga! ¡Feliz Día de los padres! Atentamente, A. Lamboy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: