Tema: La obediencia es la llave para tu bendición.

Génesis 22 1-18

Imagínate que llevas intentando ser madre o padre por mucho tiempo y cuando ya piensas que no lo vas a lograr, Dios te promete que te dará un hijo. Tú que habías perdido toda esperanza quizás dudes un poco en tu capacidad de lograrlo, pero Dios te prometió hacerlo posible. Al pasar el tiempo Dios cumplió su promesa y estás muy feliz. Un día Dios te llama y tú le dices “Heme aquí” y Él te pide que hagas un sacrificio. Probablemente tú le contestas que sí a ese Dios tan maravilloso que te dio lo que posiblemente más amas en este mundo. 

¿Qué pasaría si Dios te dice que el sacrificio que quiere es a tu hijo?   

Pues eso fue lo que le pasó a Abraham. ¡Dios le pidió que sacrificara a su único hijo! 

Usted debe entender y reconocer que Abraham no quería sacrificar a su hijo. Es normal y humanamente válido no querer hacer algo así. En esa época otras personas tenían esas costumbres, pero no así Abraham. Hoy día debo admitir que bajo ningún concepto yo quisiera sacrificar a mi hija. Honestamente yo no podría decir que haría como Abraham, aún conociendo su historia. 

Dios habló a Abraham y él obedeció. Me pregunto cuántas veces Dios ha hablado a mi vida, pedido algo mucho menos difícil y yo no he obedecido. Sin embargo, aún cuando la tarea no le gustaba y siendo demasiado difícil la carga emocional, Abraham confiando en Dios obedeció.

Abraham confiaba que Isaac era el hijo de la promesa, pero no por eso dejó de hacer lo que Dios le pidió. Amarró a su único hijo y levantó el cuchillo. Dios al ver su intención de obedecer detuvo el sacrificio y le proveyó un animal. 

Esta historia me hizo pensar que no todo lo que Dios pide de nosotros nos va a gustar. No en todo vamos a estar de acuerdo con Dios y Él lo sabe. ¡A Dios solo le importa que seas obediente!

Sabes hay cosas que Dios nos ha prometido que algunos ya hemos recibido y otros están esperando por recibir. A los que hemos recibido la promesa debemos ser agradecidos, pero cuidarnos de que no la amemos más que al que nos la envío. Y a los que no la han recibido debemos tener fe y esperanza de que no importa si es demasiado tarde o demasiado temprano, porque Dios va a cumplir lo que prometió.

En este momento no sé en qué panorama te encuentras, pero te dejo unas enseñanzas para que puedas reflexionar.

1- Cuándo le dices a Dios “Heme aquí”, implica que debes estár dispuesto a dejar de ser tú para ser Él. Lo que tu desees hacer o no quieras hacer ya no es lo primordial. Si entiendes o no el por qué, ya no justifica no hacerlo. Cuándo le dices a Dios “Heme aquí” Él va a probarte. (Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. Génesis 22:1‭-‬2 RVR1960)

2- A veces Dios te pedirá que sacrifiques algo que en verdad amas o deseas para probar tu amor y fidelidad a Él, pero eso que amas el lo utilizará para tu propio beneficio y el de la gente a tu alrededor. (Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único. Génesis 22:12 RVR1960)

3- Lo que importa no es si estás de acuerdo o si te sientes bien con lo que Dios pide que hagas o dejes de hacer. Lo importante es obedecer. (En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz. Génesis 22:18 RVR1960)

4- La paga de la obediencia a Dios es bendición tanto para ti como a tus futuras generaciones. (de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz. Génesis 22:17‭-‬18 RVR1960)

5- Si Dios pide algo no se lo niegues, porque es muy probable que Dios ya tenga un plan para usar lo que te pidió e incluso proveer la solución para que te quedes con él. (Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.  Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto. Génesis 22:13‭-‬14 RVR1960)

6- Dios nos ama y debemos confiar en su palabra y obedecer a su voz. Eso nos hará confiables delante de nuestro Dios.

7- Dios no pide nada que Él mismo no pueda hacer por amor a nosotros. Dios sacrificó a su único hijo en una cruz por amor a nosotros. (Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. S. Juan 3:16 RVR1960)

¿Estás dispuesto a decirle a Dios Heme aquí?

Dios quiere bendecirte a ti y toda tu descendencia. ¡Qué la paz de Dios esté sobre tí en todo momento y que su cuidado sobre ti no falte!

¡Dios te bendiga!

Att. A. Lamboy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: