Tema: ¡Todos somos ladrones!

​Hoy es un día muy especial, porque nuestro Pastor dio su vida, por nosotros sus ovejas. En este día recordamos el amor de nuestro Señor Jesucristo, representado en la muerte violenta y humillante en la cruz del calvario. Una muerte que era merecida para nosotros los pecadores, más Jesús, sin mancha de pecado, por amor a nosotros se puso en nuestro lugar y murió por ti y por mí sin merecerlo. 

En el libro de Lucas capítulo 23, versículos del 39 al 43 se puede observar una verdad que todavía hoy está presente en el diario vivir de nuestra sociedad. Uno de los criminales que estaban colgados junto a Jesús, se burló diciendo: “¿Así que tu eres el Mesías? Demuéstralo salvándote a ti mismo, ¡y a nosotros también!” Pero el otro criminal protestó diciendo: “¿Ni siquiera temes a Dios ahora que estás condenado a muerte? Nosotros merecemos morir por nuestros crímenes, pero este hombre (Jesús) no ha hecho nada malo”. Luego dijo: Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Jesús respondió: Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso. ¡Que hermoso es saber y reconocer que Jesús es el salvador! 

Lamentablemente todavía hay personas que se burlan de Jesús, como si aún estuviera en la cruz del calvario o en la tumba. Hay personas que le están reclamando a Dios, porque no les ha hablado o porque no los ha librado de las consecuencias de sus malas acciones. Los mismos, le piden a Dios, como el primer ladrón, que se les presente si de verdad está vivo, y que los salve. Es triste que no se den cuenta que, lo primero que deben hacer es dejar de reclamar y comenzar a creer que Jesucristo es el único y verdadero salvador. Que Él murió por nosotros en una cruz y que Dios lo resucitó de los muertos al tercer día y que hoy vive. Jesucristo está a la diestra del padre esperando que, como el segundo ladrón, abras tus ojos, reconozcas tu condición de pecador y le pidas que se acuerde de ti cuando venga en su reino. Y no sabemos el día, ni la hora en que será su venida, pero sí sabemos que su promesa se cumplirá. ¡Hay que estar preparados!

Todos hemos sido ladrones, pero Jesús desde el día que lo reconocemos como nuestro salvador, nos limpia de todo pecado y nos hace criaturas nuevas. Eso no significa que somos perfectos, pero significa que la sangre de Jesucristo nos hace justos delante del padre. Nuestro deber es caminar como Él anduvo y reconocer todos los días el hermoso sacrificio que hizo un día como hoy por ti y por mí. Saber que su palabra es viva y eficaz, para ir perfeccionando nuestras vidas y estar listos cuando Jesús venga a buscar a su iglesia. Te invito a reflexionar ¿quién eres hoy? ¿Eres el ladrón que reconoce al Señor Jesús como Rey y salvador de su vida? O, por el contrario, ¿eres el ladrón que se olvida del porqué de sus consecuencias y reclama a Dios si está vivo y exiges que te salve?

La buena noticia es que Jesús aún te está dando espacio para que te des cuenta de que Él y solo Él es el camino, la verdad y la vida y nadie verá al padre sino es por medio de Él. Jesús cuando venga a buscarte quiere decirte, de cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. ¡La gloria y la honra sea para nuestro Señor Jesucristo! Le doy gracias a Dios porque Él me salvó y gracias a Él ya no soy un ladrón, más bien ahora soy hijo del Rey de Reyes y Señor de Señores. ¡Gracias Padre! Si no lo has hecho aún, te invito a reconocer tu condición de pecador y aceptar a Jesucristo como tu único salvador y sé que desde hoy serás una nueva criatura y serás contado como hijo y no como ladrón.

¡Dios te bendiga!

Atentamente,

A. Lamboy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: