Tema: Reconocer nuestra naturaleza y la de Dios.

Este fin de semana fui tocado por una sencilla oración y la palabra en el Salmo 51, y hoy quiero compartir eso que Dios ministró en mi corazón en ese momento, ojalá le sea de bendición a alguien. Esta oración la hicieron en un momento que como congregación inclinamos nuestros rostros y pedimos perdón por nuestros pecados. El pastor enfatizó que todos pecamos y necesitamos ese perdón. Pienso que a veces caemos en el pensamiento de que yo no hago ciertas cosas y que estoy bien. Dios no tiene categorías para los pecados, y para vivir en  santidad o ir hacia ella debemos reconocer que a veces hacemos cosas que a Dios no le agradan y necesitamos ir a Cristo en humildad y pedir que nos ayude. David con este Salmo nos enseña a ir con reverencia ante ese Dios grande al cual le servimos y de presentarnos en sinceridad ante él. Esto no es andar con la frente caída y cargar un sentido de culpabilidad, se trata de reverencia y de saber quién es Dios y quienes somos nosotros. 

Salmo 51 

1. Conocer las características de Dios

“Dios mío, tú eres todo bondad, ten compasión de mí; tú eres muy compasivo, no tomes en cuenta mis pecados.”

‭‭Salmos‬ ‭51:1‬ ‭TLA‬‬‬‬‬‬

En nuestra vida lo más importante para el proceso de santificación es conocer a Dios. Este Salmo David lo escribe luego de pecar tomando a la mujer de uno de sus soldados, vemos que luego de ver la verdad de lo que hizo, corrió a Dios reconociendo su bondad y compasión. David conocía que Dios en su misericordia lo podía perdonar.  Por qué esto es importante, cuándo fallamos lo primero que normalmente hacemos es escondernos de Dios. Pero sí conocemos el corazón de Dios iríamos ante su presencia a pedirle perdón. Puede ser que hasta tropieces con la misma piedra, Dios no se cansa de perdonarnos cuando hay arrepentimiento y un deseo de agradar a Dios pero en nuestra humanidad fallamos. “El Señor su Dios es compasivo y misericordioso. Si ustedes se vuelven a él, jamás los abandonará”. 2 Crónicas 30:9

2. Reconocer nuestra debilidad

“3 (5) Sé muy bien que soy pecador, y sé muy bien que he pecado. 4 (6) A ti, y solo a ti te he ofendido; he hecho lo malo, en tu propia cara. Tienes toda la razón al declararme culpable; no puedo alegar que soy inocente.”

‭‭Salmos‬ ‭51:3-4‬ ‭TLA‬‬‬‬‬

No sé si les ha pasado que a veces otras personas te dicen que estás haciendo algo mal, pero tú no haces caso y te dices que ellos están mal. Claro no podemos vivir y dejarnos llevar por lo que dicen otros, pero hay ocasiones cuando personas de confianza nos aconsejan y no es hasta que nosotros mismos lo vemos que entonces nos movemos hacia un cambio. Igual nos pasa en el proceso de santificar nuestra vida, tenemos que reconocer nuestra naturaleza y que lo buenos que podamos ser no quita la realidad de que necesitamos a Cristo y su redención. Yo sé que este Salmo fue escrito por un pecado o situación en específico, pero mantener esa actitud de reconocer nuestra realidad nos ayuda a caminar más cerca de Dios, a depender de él a diario y no solo cuando sintamos que caímos en un pecado “grande”. Porque la santidad es dejar que Dios remueva hasta las pequeñas cosas que ni nos damos cuenta que hacemos.

El centro de este mensaje no es el buscar sentirnos culpables, el centro es que el perdón viene con el deseo de Dios de que vivamos una mejor vida. Pero debemos reconocer la necesidad de cada día presentarnos ante él y pedirle que nos revele que cosas aún quedan por cambiar y que áreas podemos mejorar. Se trata de no conformarnos con ganar libertad de algún pecado que se nos era obvio, se trata de buscar cada día la santidad en Cristo, aunque nunca la alcancemos por completo. Como dice mas adelante David en el salmo: “Dios mío, no me dejes tener malos pensamientos; cambia todo mi ser.”

Salmos‬ ‭51:10‬ ‭TLA‬‬‬‬

Termino con este versículo:

Efesios 1:4

según nos escogió en Él antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de Él. 

Cuando miro este versículo y reconozco mi humanidad solo puedo pensar que la única manera de ir hacia esa santidad es reconociendo a diario mi necesidad de un salvador, de Cristo. Hermanos, hay una vida diferente que podemos tener que sólo espera por el momento en que conozcamos el corazón de Dios y nos acerquemos a él cada día más. 

¡Dios les bendiga!

Luis

One thought on “Tema: Reconocer nuestra naturaleza y la de Dios.

  1. Sincera e Inspiradora reflexión. Tu corazón es conforme al corazón de Dios y tu confianza está sabiamente puesta en que su amor hace que nos perdone cuando pecamos y nos arrepentirnos sinceramente. Dios te siga usando para reavivar la fe y confianza en nuestro Dios y Padre Celestial.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: