Tema: ¿Estás asegurado?

¿Alguna vez has tenido un accidente, por ejemplo, de auto? ¿Estabas asegurado? Ciertamente si tenías un seguro probablemente no tuviste mayores problemas. De lo contrario, estuviste a merced de las circunstancias, tales como el balance en tu cuenta de banco, la decisión del policía, del juez y del mecánico hojalatero. Así que, estar asegurado te brinda una garantía de que alguien pagará por ti, aunque hayas sido el responsable del accidente. “Estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.” (1 Juan 2:1 RVR1960)

Por lo tanto, si estamos asegurados con Jesús, seremos vencedores ante cualquier juicio, evento o circunstancia que enfrentemos. “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.” (Romanos 8:37 RVR1960) De lo contrario, cuando no tenemos a Jesús, solo tenemos nuestras fuerzas, limitaciones, juicio y condenación. “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” (Romanos 6:23 RVR1960)

¡Jesús es nuestro seguro espiritual!

Aun teniendo nuestro corazón abierto para conocer a Jesús y amar a Dios sobre todas las cosas, habrá situaciones que nos traerán aflicción, preocupación e incertidumbre. La diferencia entre estar asegurados y no estarlo, es que cuando tenemos a Jesús, tenemos Fe, tenemos Poder y tenemos Esperanza. “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” (S. Juan 16:33 RVR1960)

Él cubre los daños que nos hacemos y hacemos a otros. Lo hace porque nos ama y sabe que estamos haciendo el esfuerzo para ser mejores creyentes e hijos de Dios. “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” (Gálatas 2:20 RVR1960)

Cuando tenemos a Jesús, tenemos como garantía ver a Dios y tener vida eterna. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.” (Juan 3:16-17 RVR1960)

Jesús es nuestro mejor y único seguro de vida. Y ese seguro se paga con Fe y Arrepentimiento. Para estar asegurado necesitas creer en Jesúsaceptarlo como tu salvador y arrepentirte de tu pecado. “El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” (Juan 3:18 RVR1960)

¡Él ya pagó con su sangre!

Si aún no le has entregado tu corazón a Jesús: ¿qué estás esperando? 

Él está tocando tu puerta. ¡Ábrele! ¡Asegúrate!

Con amor,

A. Lamboy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: