Tema: Restaurando lo que el enemigo destruyó. Tomando acción para cumplir con el plan. 

“Además, le ruego que me dé una carta dirigida a Asaf, el encargado del bosque del rey, con instrucciones de suministrarme madera. La necesitaré para hacer vigas para las puertas de la fortaleza del templo, para las murallas de la ciudad y para mi propia casa. Entonces el rey me concedió estas peticiones porque la bondadosa mano de Dios estaba sobre mí.”

(Nehemías 2:8 NTV)

Sí han leído los mensajes anteriores recordarán que lo primero que hizo Nehemías fue arrepentirse de su pecado y el de su pueblo. También, recordarán la importancia de estar cerca del rey y de tener una buena relación con él. Dios escucha nuestras peticiones y se agrada en bendecirnos. Esto lo podemos conocer al ver a Nehemías recibiendo el favor del rey cuando accede a sus peticiones. 

Es importante que sepamos que Nehemías no tan sólo le pidió al rey lo que quería, también le declaró el plan que tenía. Además, cuando el rey concede su petición no se quedó de brazos cruzados, sino que tomó acción y comenzó a trabajar para la realización de ese plan. “Cuando llegué ante los gobernadores de la provincia al occidente del río Éufrates, les entregué las cartas del rey. Debo agregar que el rey mandó oficiales del ejército y jinetes para protegerme.” (Nehemías 2:9 NTV)

Cuando nosotros como hijos de Dios reconocemos una necesidad en nuestro  pueblo debemos arrepentirnos de nuestras malas acciones delante de Dios. Asimismo, debemos buscar tener una relación de confianza con Él. Y debemos tomar acción cuando Dios la conceda. Créanme que es muy probable que tengamos miedo, pero si entendemos que no solo el rey concede nuestras peticiones delante de Él, sino que también agrega oficiales del ejército y jinetes para protegernos, pues debemos tener la confianza que Dios hará lo propio para cuidar de nosotros y de ayudarnos a lograr la cumplimentación del plan. 

La verdad es que sí vamos a tener enemigos. Hay gente, incluso cercana a nosotros, que oye, conoce y les disgusta o no están de acuerdo con tus planes o mejor dicho con los planes de Dios en tu vida. “Ahora bien, cuando Sanbalat, el horonita, y Tobías, el oficial amonita, se enteraron de mi llegada, se molestaron mucho porque alguien había venido para ayudar al pueblo de Israel.” (Nehemías 2:10 NTV) Hay personas que prefieren el muro destruido, para entrar y salir a su antojo. Otros solo desean sentirse más grandes y poderosos que los hijos de Dios. 

Por otro lado, es importante que siempre tengamos presente que si nosotros ya hemos reconocido nuestro pecado, hemos aceptado a Jesús como nuestro Salvador y estamos caminando en una relación de confianza con Él, Dios entonces no sólo concederá nuestras peticiones, sino que velará por su cumplimiento y protección. ¡Qué hermoso es saber que cuando Dios nos envía a trabajar en su obra, también nos envía los materiales, el apoyo y la protección que necesitamos!

“¿Qué podemos decir acerca de cosas tan maravillosas como estas? Si Dios está a favor de nosotros, ¿quién podrá ponerse en nuestra contra?” (Romanos 8:31 NTV)

Que Dios nos bendiga para que podamos tener una relación con Él y  tomar acción para el cumplimiento de su plan en nuestras vidas.

Con amor,

A. Lamboy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: